Tratamientos Indicados

El mercado nos ofrece miles de opciones para bajar de peso, desde dietas equilibradas hasta medicamentos naturales, masajes, inyecciones, etc.  Muchas veces, tomamos la decisión de iniciar un esquema basado en lo que hemos visto que le sirvió a una amiga, vecino, familiar o fotos de antes y después que nos muestran en las páginas de internet, Facebook, Instagram.  No obstante, el sobrepeso y la obesidad han sido estudiados científicamente y como resultado de esto, existen tratamientos específicos para cuando presentamos estas enfermedades, donde también debemos de tomar en cuenta las características personales para determinar cuál es nuestra mejor opción.

 

De acuerdo a esto, las normas oficiales indican que:

Cuando presentamos IMC de 25 a 29.9

El tratamiento indicado es dieta y ejercicio.  Esta dieta va a depender de edad, género, actividad física, hábitos alimenticios, estado emocional y estilo de vida.  La prueba genética es una excelente herramienta para llevar la dieta más personalizada ya que con ella podemos saber el porcentaje de proteína, grasa y carbohidrato que cada quien debe consumir y el tipo de ejercicio a realizar.  Es como tener nuestro propio “manual”.  Esta prueba también nos ayuda a tener información sobre nuestro gasto de energía, sensación de saciedad, comportamientos compulsivos, ansiedad por carbohidratos, entre otras cosas.

 

Cuando presentamos IMC de 30 a 34.9

El tratamiento indicado es dieta cetogénica y ejercicio.  Esta dieta puede ser con ayuda de suplementos a base de proteína o sólo con alimentos.

En caso de ser diabético y presentar este IMC está aprobada la cirugía bariátrica.

 

Cuando presentamos IMC de 35 a 39.9 SIN enfermedades asociadas a sobrepeso

El tratamiento indicado es dieta cetogénica y ejercicio, con o sin ayuda de suplementos alimenticios a base de proteína.

 

Cuando presentamos IMC de 35 a 39.9 CON enfermedades asociadas a sobrepeso

El tratamiento indicado es dieta cetogénica y/o cirugía bariátrica más ejercicio.  Para determinar si se realiza la cirugía, se debe hacer un análisis de los riesgos de las enfermedades vs los riesgos de la cirugía.

 

Cuando presentamos IMC de 40 o más

El tratamiento indicado es la cirugía bariátrica y ejercicio.

Es importante mencionar que cuando se realiza una operación, ésta requiere de una alimentación especial.  La cirugía es una herramienta que ayudará a que la pérdida de peso sea más rápida disminuyendo los riesgos de las enfermedades asociadas velozmente, pero no es que por sí sola uno pierda peso y mantenga esa pérdida.

NOTA IMPORTANTE: la literatura apoya el uso de medicamentos para la pérdida de peso en índices mayores a 30.  Sin embargo, se ha observado que estos tienen mayores efectos negativos que positivos, ayudando tan sólo con el 8% del total del sobrepeso, lo cual no revierte enfermedades asociadas.

Por lo tanto, cuando tomes la decisión de iniciar un programa de pérdida de peso, busca que el tratamiento se apegue a lo indicado para ti y que sea con un equipo multidisciplinario experto en el tema.  Cualquier tratamiento, debe ser llevado por médico, nutriólogo y psicólogo.  Recuerda que el sobrepeso y obesidad son enfermedades y es importante tratarlas como tal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s