Normas Oficiales Para Obesidad

Aprovechando el gran deseo de encontrar una solución rápida y la dificultad que algunas personas presentan para bajar de peso, el mercado nos ofrece múltiples opciones y tratamientos.  Sin embargo, no todos ellos cumplen con las normas poniendo en riesgo nuestra salud.

Es indispensable que acudas a lugares que cumplan con estas disposiciones para saber que estás siendo atendido adecuadamente.

La Norma Oficial Mexicana (NOM) considera el sobrepeso y la obesidad como un problema de salud pública y determina que su tratamiento debe ser integral, orientada por la práctica médica, nutriológica y psicológica, independientemente del esquema alimenticio o tratamiento que lleve el paciente.

Esta norma establece los criterios sanitarios para regular el tratamiento integral y es obligatoria para todos los que oferten servicios para el tratamiento de estas enfermedades:

  • El tratamiento deberá estar respaldado científicamente en investigación clínica, específicamente de carácter individualizado
  • El tratamiento indicado deberá entrañar menor riesgo potencial con relación al beneficio esperado
  • Deberán evaluarse las distintas alternativas de tratamiento disponibles, conforme a las necesidades específicas del paciente, ponderando especialmente las enfermedades concomitantes y comorbilidades que afecten su salud
  • Todas las acciones terapéuticas se deberán apoyar en medidas psicoconductuales y nutriológicas para modificar conductas alimentarias nocivas a la salud.  Asimismo, se debe incluir un programa individualizado de actividad física y ejercicio adecuado a la condición clínica y física de cada paciente
  • Los medicamentos e insumos para la salud empleados en el tratamiento, deberán contar con registro que al efecto emita la Secretaría de Salud
  • El personal profesional que intervenga en el tratamiento integral del paciente con sobrepeso u obesidad, deberá tener título y cédula profesional de médico, nutriólogo o psicólogo, legalmente expedidos y registrados ante las autoridades educativas
  • El médico será el único profesional de la salud que prescriba medicamentos en los casos que así se requiera
  • Cada medicamento utilizado deberá estar justificado bajo criterio médico, de manera individualizada
  • El médico tratante deberá informar y explicar al paciente, las características del medicamento que le fue prescrito, nombre comercial y genérico, dosificación, duración del tratamiento, interacción con otros medicamentos, así como las posibles reacciones adversas y efectos colaterales
Queda prohibido:
  • Indicar tratamientos y productos que no tengan sustento científico, que provoquen pérdida de peso acelerado, más de un kilogramo por semana y que pongan en peligro la salud o la vida del paciente
  • Utilizar procedimientos que no hayan sido aprobados mediante investigación clínica o reporte casuístico, así como la prescripción de medicamentos que no cuenten con el registro sanitario correspondiente
  • Manejar tratamientos estandarizados
  • Usar diuréticos, hormonas tiroideas, anorexígenos, vacunas, extractos tiroideos, inyecciones de enzimas, aminoácidos lipolíticos y otros productos similares, para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad (incluidos fajas de yeso u otros materiales, cremas, inyecciones)
  • Prescribir o proporcionar medicamentos secretos, fraccionados o a granel
  • Usar hormonas ante la ausencia de patología asociada
  • Prescribir fármacos de manera generalizada para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. En pacientes menores de 18 años, sólo se podrán prescribir dentro de protocolos de manejo o de investigación, registrados y aprobados por las Comisiones de Etica o Investigación institucionales; en su caso, autorizadas por la Secretaría de Salud
  • Utilizar técnicas no convencionales para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, en tanto no hayan sido probadas mediante un protocolo de investigación, debidamente autorizado por la Secretaría de Salud
  • Indicar como opción de tratamiento el uso de aparatos de ejercicio electrónicos o mecánicos, aparatos térmicos, de masaje, baños sauna y otros equipos
  • Indicar productos no autorizados por la Secretaría de Salud para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad
  • Realizar tratamiento exclusivamente quirúrgico, sin la evaluación de un equipo multidisciplinario 
  • Usar la liposucción y la lipoescultura como tratamientos para el sobrepeso y la obesidad.
La publicidad para efecto de esta norma, se deberá ajustar a lo siguiente:
  • No anunciar la curación definitiva
  • No inducir la automedicación
  • La publicidad deberá estar orientada a inducir al paciente obeso o con sobrepeso, a que acuda con un médico, nutriólogo o psicólogo para que se determine la causa del problema y prescriba el tratamiento adecuado; cualquiera de los tres profesionales mencionados, podrán anunciarse y publicitarse en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, según su formación, materia y área de intervención.

En Nemi estamos tranquilas de seguir las normas, ¿estás yendo al lugar adecuado? ¿estás siguiendo un tratamiento que cumpla con las normas?

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s